¿Por qué no Trump?

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DJT_Headshot_V2¿Por qué no Trump?
La respuesta más simple es: porque aun no hemos tocado el fondo. Pero nos estamos acercando.
Por Luis F. Brizuela Cruz
El altamente diverso campo de contendientes republicanos para las elecciones de Presidente del 2016 en los Estados Unidos (diversidad que, con un ápice de ironía, resultara más emblemática si existiera en el Partido Demócrata) incluye un personaje de gran colorido y de innegable controversia cuyo nombre es Donald Trump.
He aquí un hombre que ha criticado abiertamente al Presidente, ha atacado la inmigración ilegal, ha subestimado el heroísmo de un auténtico patriota y ex prisionero de guerra estadounidense y ha amonestado a países como México, China y Rusia por sus fechorías.  Contrario a la norma de nuestra era políticamente correcta, este individuo suele asumir la ofensiva o la contra ofensiva y ha excluido la palabra “disculpa” de su frecuentemente torpe y volátil vocabulario. ¿Por qué es entonces que este hombre se encuentra al frente de las encuestas diseñadas para medir las oportunidades preliminares de la nominación del Partido Republicano para la presidencia de los Estados Unidos?
¿Podría ser que este narcisista y excéntrico millonario, hombre de negocios, habla de temas y preocupaciones, las cuales han venido afligiendo desde hace mucho tiempo las mentes y las almas de una mayoría silenciosa y ahora ese obscuro y tímido segmento substancial del pueblo norteamericano encuentra finalmente la voz para expresar su grito desesperado?
¿Será posible que un individuo de intelecto limitado, personalidad resuelta y una abultada billetera se ha atrevido a perturbar el largo proceso de retardación social, que ha venido sepultando los valores, principios y modales tradicionales y que ha disminuido las fuerzas de balance que escasamente batallan contra un liberalismo desmesurado con tentáculos que son presagio de una total decadencia social?
Alarmados por su comportamiento intrusivo, vocífero y frecuentemente inapropiado (el cual hace mímica exacta del método empleado y nunca condenado de muchos en las huestes liberales), algunos conservadores han denunciado el estilo de Trump  y lo han tildado de perjudicial para la causa republicana; atemorizados estos de que afecte el mensaje conservador hacia un público que ya ha sido adoctrinado por la retórica liberal. A medida que la popularidad de Trump y su porcentaje en las encuestas han seguido subiendo, a muchos en la derecha, particularmente políticos y muy específicamente a otros de los candidatos republicanos les está resultado difícil ignorar los temas cruciales que han quedado totalmente expuestos por el magnate de bienes raíces.
No, Trump no logrará la nominación de su partido para la presidencia. La misma será otorgada con toda seguridad al más liberal de todos los candidatos republicanos, el tercero de los Bush. Los Estados Unidos de América no han tocado fondo aun, aunque tal vez ya se divise en la distancia el límite del abismo. El controversial mensaje de Trump ha logrado, en el menor de los casos, crear una leve reacción por parte del lado -desde hace ya algún tiempo- silenciado, intimidado y temeroso del panorama político y social estadounidense.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •